04 de febrero, 2020

Están utilizando el Habeas Corpus para fines distintos a aquellos para los que fue concebido

Con relación a la resolución judicial del Segundo Juzgado Penal Liquidador de La Molina y Cieneguilla que ordena a la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) a demoler, a costo de la Municipalidad Distrital de La Molina, las casetas de peaje ubicadas al ingreso de la Av. Separadora Industrial desde la Vía de Evitamiento, señalamos lo siguiente:

 

  • Expresamos nuestra preocupación y llamamos la atención de las autoridades y la ciudadanía por la referida medida arbitraria que el juez Benjamin Enriquez Colfer notificó el día 31 de enero de 2020. Ello, a pesar que LAMSAC ya había suspendido el cobro del peaje en las referidas casetas el 31 de diciembre de 2019, en cuanto fue notificado con la sentencia de primera instancia del referido juez.
  • Dicha orden de retiro violenta la institución del Habeas Corpus, desconoce el régimen del Contrato de Concesión suscrito con la MML y burla la competencia de la Corte Superior de Justicia de Lima Este para resolver la apelación presentada contra la decisión de primera instancia de dicho juez.
  • En la audiencia de apelación celebrada el 30 de enero frente a la Corte Superior, demostramos que la decisión del juez Enríquez Colfer, que ordenó el retiro de las mencionadas casetas, es arbitraria y carente de sustento técnico y legal, llegando incluso a transgredir precedentes del Tribunal Constitucional. En suma, probamos sin lugar a dudas que las casetas instaladas en la zona no vulneran la libertad de tránsito de los ciudadanos.
  • Recordamos que el peaje en cuestión existe hace más de 30 años, habiendo sido originalmente implementado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y luego transferido a la MML, quien lo vino administrando hasta el 2013, cuando fue entregado a LAMSAC, en el marco de un Contrato de Concesión.
  • En la audiencia también acreditamos que cualquier controversia respecto a los bienes y el peaje de la concesión, debe ser resuelta mediante un arbitraje internacional. Por ello, reiteramos que se está violentando la figura del Habeas Corpus para buscar fines distintos a aquellos para los que fue concebido, tales como cuestionar la vigencia de un contrato de concesión y descongestionar las vías del distrito de La Molina.
  • Nos sorprende que mientras se está resolviendo la apelación, el propio juez Enriquez Colfer haya ordenado retirar las casetas de peaje. Esta medida burla la competencia de la corte de apelación, pues precisamente esta instancia es actualmente la competente para revisar la legalidad de la decisión de primera instancia del juez Enriquez Colfer.
  • Absurdamente, de ser aceptados los fundamentos de nuestra apelación, podría darse en los próximos días la situación por la cual la decisión de primera instancia sea revocada y, como consecuencia de ello, las casetas de peaje retiradas a costo de los vecinos de La Molina, deban ser puestas en funcionamiento nuevamente en el mismo lugar.    
  • Rechazamos las irresponsables declaraciones de determinadas autoridades en el sentido que el retiro de las casetas de peaje sería un hecho consumado e irreversible, generando de esta manera expectativas injustificadas en la población. Por el contrario, en LAMSAC esperamos con prudencia la decisión de la sala a cargo de resolver nuestra apelación, porque entendemos que la razón y el derecho están de nuestro lado.
  • La utilización de una institución como el Habeas Corpus y de los jueces por parte de autoridades motivadas por intereses políticos de corto plazo no pueden admitirse en un Estado de Derecho. En este último deben garantizarse la seguridad jurídica y el pleno respeto de los derechos de las personas y de los inversionistas.
  • Advertimos que decisiones judiciales de esta naturaleza no tienen precedentes en el país, impactan negativamente a las concesiones viales y desincentivan la inversión privada, debido a la inseguridad jurídica que generan. En ese sentido, invocamos la actuación de oficio de la Oficina de Control de la Magistratura y solicitamos respetuosamente a la Corte Superior que se sirva emitir su sentencia con celeridad.

 

LAMSAC forma parte de VINCI Highways, una empresa líder mundial en concesiones viales, y busca aportar soluciones al tránsito y movilidad en Lima.

 

Lima, 1 de febrero de 2020.